Moldeo por soplado
Moldeo por soplado económico

Moldeo por soplado económico con sensores de precisión

Para el moldeo por soplado resulta decisivo el empleo óptimo de material porque sólo cuando son procesados con precisión cada uno de los materiales, se garantiza que los depósitos, recipientes o botellas brinden todas las propiedades necesarias. La máxima calidad se consigue gracias a los sensores de precisión Balluff: aseguran la extrusión exacta de las mangueras y permiten colocar correctamente varias capas de plástico una encima de la otra. De este modo pueden fabricarse de forma fiable recipientes con paredes interiores resistentes al ácido, diferentes espesores de pared o en diferentes colores. El empleo óptimo de material economiza la producción y proporciona la calidad exigida para el producto.

Ejemplos de aplicación

Simplificar la estructura del bus de campo
Comprobar movimientos de desplazamiento
Protección contra el plagio y garantía de control de las partes del molde
Controlar el proceso de llenado