Los montajes magnéticos minimizan el tiempo de parada y maximizan la productividad

Los montajes magnéticos minimizan el tiempo de parada y maximizan la productividad

Característica de fácil conexión y desprendimiento, ideal para cambios rápidos de herramientas y troqueles

Los nuevos montajes magnéticos para acopladores inductivos de Balluff proporcionan una solución sencilla y económica para aplicaciones que requieren cambios regulares de herramientas o troqueles. Los montajes, que se conectan mediante el uso de fuertes imanes térreos, pueden colocarse o desprenderse fácilmente, lo que permite realizar los cambios rápidamente.

"Los montajes magnéticos hacen que el cambio de herramientas o troqueles sea rápido y sencillo gracias a su capacidad de desprenderse, y ahorran costoso tiempo de parada en las plantas de estampado de mis clientes," afirmó Kevin Tidwell, gerente de Cuentas claves de Balluff Inc. "En los troqueles de estampado, hay varios sensores conectados al controlador mediante un conector de grado industrial de múltiples conductores. Al cambiar el troquel, es necesario desconectar este conector antes de retirar el troquel de la prensa. Con frecuencia, los conductores de autoelevadores olvidan este conector y arrancan todo el conjunto, con lo que provocan tres o cuatro horas de tiempo de parada que cuesta miles de dólares en pérdida de productividad. Los montajes magnéticos eliminan este problema y aumentan la productividad de la planta."

Los montajes magnéticos están diseñados para acopladores inductivos de estilo Q40 y M30. Además de ofrecer una característica de conexión rápida y fiabilidad de señal, los montajes magnéticos también protegen a los acopladores de los impactos o la abrasión en el exigente entorno industrial. Sin conexiones físicas ni mecánicas que romper u olvidar desconectar, los montajes magnéticos ofrecen una conectividad limpia y fiable para la automatización.