Tapas de cerámica para sensores inductivos

Tapas de cerámica para sensores inductivos

Tapas de cerámica para sensores inductivos

Las tapas añaden una capa de protección contra las altas temperaturas y las salpicaduras de soldadura

Los procesos de monitoreo de fabricación en espacios reducidos, como los de ensamblaje de estructura de asientos, estructuras/jaulas con calificación IP y ensamblaje de la estructura del cartucho de la bolsa de aire, requieren numerosos sensores empotrados. Muchos de estos productos están hechos de aluminio y de aleaciones de magnesio/aluminio, a fin de reducir su peso. Esto reduce significativamente las capacidades de detección y requiere que los sensores se coloquen muy cerca de las piezas que se monitorean, y justo en el lugar en el que pueden sufrir daños.

Los sensores frecuentemente se colocan en la ubicación de los montajes de soldadura, donde quedan expuestos habitualmente a condiciones adversas, como altas temperaturas y altos niveles de abrasión y de impacto, lo que puede causar que sus lecturas sean erróneas o que directamente dejen de funcionar. Las tapas de cerámica de Balluff brindan protección para los sensores, cuando moverlos no es una opción.

Las tapas de cerámica de Balluff son protectores finales para sensores inductivos de proximidad de montaje empotrado y estilo cilíndrico. Simplemente enrosque la tapa para que quede en posición para proteger el área más vulnerable de un sensor de cuerpo cilíndrico: donde la cara del sensor toca el cilindro. Compatibles con cualquier marca de sensor, las tapas de cerámica aumentan la vida útil de los sensores y reducen el tiempo de mantenimiento y el costo de materiales.

 

Características

  • Aumentan la vida útil del sensor
  • Soportan altas temperaturas, salpicaduras de soldadura y elementos abrasivos
  • Ideales para aplicaciones de soldadura
  • Fáciles de instalar