Face Savers para sensores de montaje empotrado

Face Savers para sensores de montaje empotrado

Face Savers

Protegen la cara del sensor del daño por impactos

Cuando se daña la cara de un sensor, puede causar errores de lectura o dejar de funcionar por completo. Agregar un Face Saver a un sensor de montaje empotrado puede aumentar la vida útil del sensor, protegiéndolo del daño por impactos debido al sobredesplazamiento y a los entornos con aplicaciones hostiles.

Los Face Savers de Balluff son fáciles de instalar; simplemente se enrosca el dispositivo de protección en la punta de la carcasa del sensor y se alinea con la cara de detección del sensor. El borde biselado permite hacer ajustes a la colocación del Face Saver y el tornillo de fijación puede trabar el Face Saver en su lugar. Los Face Savers de Balluff también ofrecen el recubrimiento Sun 73 contra salpicaduras de soldadura. Se trata de una fórmula exclusiva que brinda una mayor barrera térmica para prolongar la vida útil y el rendimiento del sensor, especialmente en aplicaciones de soldadura. El recubrimiento Sun 73 es ideal para aplicaciones de soldadura por gas inerte, que producen mucho calor y restos de salpicaduras de soldadura. Agregar un Face Saver a un sensor de montaje empotrado puede proteger el sensor del daño por impactos y prolongar su vida útil.

 

Características

  • Recubrimiento Sun 73 resistente a las salpicaduras de soldadura
  • Tornillo de fijación para un ajuste firme
  • Soporta altas temperaturas
  • Fórmula avanzada que facilita la limpieza
  • Reduce el tiempo de parada