Tecnología de sensores > Sensores fotoeléctricos
Sensores optoelectrónicos

Detección de objetos sin contacto a larga distancia

Los sensores fotoeléctricos de Balluff incluyen una amplia variedad de carcasas, que incluyen diseños exclusivos en miniatura, estilos tubulares desde 8 mm hasta 30 mm y de tipo en bloque pequeño, mediano y grande. Estos dispositivos proporcionan detección sin contacto de piezas a mayor distancia que otros modos de detección, como los sensores inductivos o capacitivos, a la vez que proporcionan varias opciones de montaje y flexibilidad.

Los sensores fotoeléctricos proporcionan una detección de objetivos sin contacto con exactitud. Emiten luz infrarroja, roja o láser, y el objetivo quiebra el haz de luz o refleja el haz de vuelta hacia el sensor para activar la salida del sensor. Los modos de detección fotoeléctrica se dividen en tres tipos principales, a saber: emisor-receptor, retrorreflectante y difuso. Los sensores fotoeléctricos pueden verificar la presencia, el color, la distancia, el tamaño, la forma y muchos más atributos de los objetivos.

El modo de detección difuso, a veces denominado de proximidad o energético, usa la reflectividad del objetivo. A diferencia de otros modos de detección fotoeléctrica, el objeto refleja la luz de vuelta hacia el receptor del sensor en lugar de interrumpir el haz de luz para accionar la salida.

El modo de detección retrorreflectante, ocasionalmente denominado retro o réflex, requiere el uso de un reflector o de cinta reflectante para reflejar la luz emitida de vuelta hacia el receptor. En forma similar al modo de detección fotoeléctrica unidireccional emisor-receptor, el objetivo debe quebrar el haz de luz para accionar la salida.

Los sensores fotoeléctricos unidireccionales emisor-receptor son, con frecuencia, el sensor fotoeléctrico de primera opción, ya que detectan en forma fiable el objeto objetivo sin importar su color, textura, acabado de superficie o material. El modo de detección fotoeléctrica unidireccional emisor-receptor, a veces denominado modo emisor-receptor, haz transmitido, modo opuesto o quiebre de haz, es el modo de detección fotoeléctrico más antiguo. El emisor y el receptor de luz están en diferentes carcasas.

Beneficios

  • Alcances de hasta 100 metros
  • Carcasas de plástico y metal
  • Carcasas con clasificación IP69K
  • Rendimiento robusto y fiable
  • Variedad de salidas y conexiones
  • Compatibilidad para redes

Familias de productos

Sensores fotoeléctricos

Sensores fotoeléctricos con supresión de fondo

Sensores retroreflectivos

Barreras fotoeléctricas unidireccionales

Sensores de horquilla

Barreras fotoeléctricas angulares

Barreras fotoeléctricas de marco

Sensores fotoeléctricos de barra

Bandas luminosas

Sensores de color

Sensores de contraste

Sensores de luminiscencia

Dispositivos a base de fibra para fibras de plástico y vidrio

Fibras de plástico y vidrio para dispositivos basados en fibra

Sensores Micromote

Sensores fotoeléctricos de distancia