Acerca de Balluff > Nuestra responsabilidad
Responsabilidad de Balluff

Nuestra política de protección ambiental: nuestras acciones son holísticas y sustentables.

La responsabilidad es la actitud fundamental de Balluff como compañía. Nuestro lema lo refleja: pensamos y actuamos en el presente teniendo en cuenta el futuro. Este es un principio que implementamos de manera uniforme, desde las instalaciones de producción más grandes hasta las filiales de ventas más pequeñas.

La protección ambiental es una prioridad muy importante para todo Balluff, desde los empleados hasta la junta directiva. El respaldo de nuestros Directores Gerentes es un requisito fundamental para todos, en especial en lo relativo a cuestiones ambientales. Para nosotros es importante enfocarnos en las necesidades de todos los involucrados: clientes, empleados, ciudades y localidades.

 

Nos resulta sumamente natural tratar con respeto el medioambiente y trabajar conservando los recursos naturales. Monitoreamos continuamente nuestro rendimiento ambiental, identificamos las áreas de mejora y tomamos las medidas apropiadas. En Balluff, los recursos se obtienen y utilizan en forma eficiente: la compañía analiza periódicamente el consumo de energía y agua, así como también las emisiones, y las reduce al mínimo. Respetamos los disposiciones y requisitos ambientales correctos y, con frecuencia, incluso los superamos.

 

La tecnología de construcción, por ejemplo, se mejora continuamente en nuestras plantas: En nuestras instalaciones de Brasil, el sistema de climatización de la planta de producción ha sido reemplazado por un sistema nuevo más eficiente, y también se emplean soluciones de acondicionadores de aire para cada sala, a fin de ahorrar energía. Con la optimización del sistema de acondicionadores de aire, la modificación de la tecnología de calefacción, el uso de un controlador inteligente para la tecnología de construcción y la conversión a iluminación LED de algunas áreas de nuestros centros de Neuhausen, Veszprém y Chengdú, hemos reducido significativamente el consumo de energía. Nuestro nuevo edificio en Chengdú incluso está iluminado completamente con tecnología LED. Para reducir nuestras emisiones de CO2, utilizamos energías regenerativas: En Neuhausen, se instaló un sistema fotovoltaico y, en Veszprém, un sistema de energía solar térmica.

 

Para los envíos entre nuestras plantas de Neuhausen y Chengdú, utilizamos empaquetado retornable. Los materiales de empaquetado entregados, así como también el empaquetado no retornable, son reutilizados constantemente y, cuando es necesario, también optimizamos el tamaño de las cajas. De esta manera, evitamos desperdiciar material de relleno y contribuimos a la conservación de recursos.

 

Además, trabajamos constantemente en nuevas soluciones de movilidad responsable desde el punto de vista ambiental: en Neuhausen, se instaló una estación de carga para automóviles eléctricos en 2015 y algunos empleados han asumido el compromiso de compartir vehículo para ir al trabajo. A nuestros empleados de las plantas de Veszprém y Chengdú se les ofrece un servicio de transporte. Asimismo, fomentamos en nuestro personal un comportamiento respetuoso con el medioambiente: los empleados cuyos vehículos rentados a la compañía emiten menos de 120 gramos de CO2 por kilómetro reciben un descuento mayor en el precio de la renta. Además, para eliminar por completo algunos viajes, usamos cada vez más las videoconferencias para las reuniones internas.

 

Para garantizar un constante comportamiento ecológico y saludable en la compañía, sensibilizamos y motivamos a nuestros empleados periódicamente y utilizamos sus comentarios como parte de nuestra gestión de ideas. De esta manera, cada empleado asume la responsabilidad por el medioambiente y se dedica a protegerlo. La mayoría de los empleados de Balluff ya trabajan en instalaciones con un sistema de gestión ambiental certificado conforme a la norma ISO 14001. Nuestro objetivo es aumentar este número aún más. Independientemente de si las instalaciones están certificadas o no, nuestro compromiso es cumplir ciertas metas anuales de protección ambiental. Nuestra política ambiental tiene muchas metas ambiciosas: el enfoque de Balluff se centra en establecer la sustentabilidad ecológica como una constante a nivel mundial. Tenemos en cuenta la totalidad del ciclo de vida útil de nuestros productos, desde el desarrollo hasta su eliminación según consideraciones ecológicas.

 

Muchos de nuestros sensores también funcionan al servicio del medioambiente: numerosos productos de Balluff se utilizan en el campo de las energías renovables, donde ayudan a aumentar la eficiencia o mejorar la seguridad del sistema. Con nuestros productos de larga vida útil, apoyamos el crecimiento de las empresas de nuestros clientes de forma que se conserven los recursos.