Cómo funciona un sistema de sensores

Un sensor transforma una acción física que se va a medir en un equivalente eléctrico y lo procesa, de forma que las señales eléctricas se puedan transferir y procesar fácilmente. El sensor puede emitir si hay un objeto presente o no (binario) o qué valor de medición se ha alcanzado (analógico o digital).

Componentes principales de un sensor

Los componentes principales de un sensor

Un sensor consta de tres componentes principales:

(1) El área sensible contiene el sistema de sensores basado en una tecnología determinada. Dada la variedad de tecnologías, puede escoger una tecnología de sensores apropiada para su aplicación.

(2) El circuito de procesamiento convierte la variable física en una variable eléctrica.

(3) La salida de señales contiene la electrónica que está conectada a un sistema de control.

Productos adecuados:

Sensores inductivos de Balluff
Vista general de los sensores inductivos
Sensores capacitivos de Balluff
Vista general de los sensores capacitivos
Sensores optoelectrónicos de Balluff
Vista general de los sensores fotoeléctricos
Sensores ultrasónicos de Balluff
Vista general de los sensores ultrasónicos

Las diferentes tecnologías de sensores le ayudan durante la detección o medición de objetos. En función de la tecnología, los sensores emiten una señal de conmutación o un valor de medición:

  • Los sensores inductivos crean un campo electromagnético. Este crea corrientes de Foucault en objetos de metal. El sensor detecta este cambio.
  • Los sensores capacitivos crean un campo de medición capacitivo. La entrada de un objeto provoca un cambio del campo de medición. El sensor reacciona a este cambio.
  • Los sensores fotoeléctricos (cortinas de luz) siempre están formados por un emisor y un receptor. Existen sensores fotoeléctricos, sensores fotoeléctricos retro-reflectivos y sensores fotoeléctricos unidireccionales emisor-receptor.
  • Los sensores de ultrasonidos envían un impulso de conmutación en un rango inaudible. Se evalúa el eco del objeto.
  • Los sensores de campo magnético detectan un imán externo. Se evalúa la intensidad del campo generada por el imán.
  • Los sensores magnetoestrictivos detectan la posición de un imán externo con una medición del tiempo de propagación.