Cómo obtiene el sensor su energía

La elección de la fuente de alimentación adecuada es la base para obtener una alta productividad de la máquina. Por lo general, actualmente se utilizan aparatos de conexión de red que transforman una tensión de entrada (tensión alterna) de 230 V/110 V en tensión de salida (tensión continua) de 24 V.

Suministro y conversión de la corriente

Transformación de tensión alterna a tensión continua
Conversión de tensión alterna (230 V/110 V) a tensión continua (24 V) a través de una fuente de alimentación conmutada.
Suministro a través de aparatos de conexión de red
Los sensores, el controlador y la infraestructura alimentados por una fuente de alimentación conmutada.

Para seleccionar la fuente de alimentación adecuada para sus necesidades, tenga en cuenta los siguientes criterios:

  • Cantidad de sensores y consumidores y la corriente total resultante
  • Demanda de corriente de los consumidores conectados
  • Comportamiento de conexión y corrientes de arranque de los sensores
  • Tensión de entrada (p. ej., 230 V/110 V), potencia y carga de la red de suministro
  • Colocación del aparato de red (central en el gabinete eléctrico/IP20 o modular en el campo/IP67)

Productos adecuados:

Fuentes de alimentación IP20
Fuente de alimentación para el uso en el gabinete eléctrico (con IP20).
Fuentes de alimentación IO-Link IP20
Fuente de alimentación con IO-Link (con IP20)
Fuentes de alimentación IP67
Fuente de alimentación para su uso directamente en campo (en IP67), también en entornos hostiles.
Fuente de alimentación con IO-Link IP67
Fuente de alimentación con IO-Link (con IP67)

Además de los criterios mencionados, a la hora de seleccionar una fuente de alimentación adecuada, también debería tener en cuenta la temperatura ambiente y – si es necesario– realizar adaptaciones (p. ej., refrigeración). Solo así se puede garantizar la máxima potencia de la fuente de alimentación.

También debería considerar el comportamiento de la fuente de alimentación en caso de sobrecarga. En función de la versión (p. ej., Powerboost* o Hiccup**), las corrientes de arranque o las cargas máximas rápidas se soportarán en diferente grado.

* Powerboost: La fuente de alimentación proporciona mayor potencia durante un tiempo limitado para compensar las corrientes de arranque.

** Hiccup: La fuente de alimentación se apaga en caso de sobrecarga e intenta arrancar después de un breve tiempo de espera. Esto se repite hasta que se ha eliminado la sobrecarga.