Sensores para condiciones de fabricación adversas
Sensores para condiciones de fabricación adversas

Máxima fiabilidad en ambientes industriales duros

En el entorno industrial se generan a menudo condiciones muy adversas: altas temperaturas, proyecciones de soldadura y metal, golpes, refrigerantes y lubricantes agresivos. Todo ello exige mucho de los sensores utilizados, por lo que deben aplicarse unas especificaciones técnicas muy exigentes. Los sensores de Balluff se han diseñado específicamente para el empleo en estos entornos tan duros.

Extremadamente resistentes

Los sensores de Balluff se comprueban en detalle con pruebas de vida útil altamente aceleradas (HALT) en nuestro propio laboratorio acreditado para lograr una mejora continua en las especificaciones. Nuestros sensores, con una vida útil especialmente elevada, aumentan su duración, aseguran la máxima disponibilidad de los equipos y contribuyen de este modo a la reducción de costes.

Muy versátiles

Balluff le ofrece una amplia gama de sensores que cumplen las exigencias de la industria con cables y accesorios adecuados para la aplicación. En función del modelo, nuestros componentes son resistentes a temperatura o golpes y contra medios agresivos. Esto se traduce para usted en máxima flexibilidad de uso para las más diversas aplicaciones.

Homologación en todo el mundo

Nuestros sensores tienen homologación internacional y están disponibles en todo el mundo. Además le ofrecemos amplio soporte mundial, incluyendo asesoramiento personal, cursos prácticos y soluciones individuales.

Sensores y accesorios para condiciones de fabricación adversas

  • Sensores termorresistentes contra altas temperaturas

    Con larga vida útil y buena estabilidad gracias a la resistencia térmica

    Las fundiciones y forjas se tienen que enfrentar tanto a una carga térmica de larga duración como también a picos de máxima temperatura muy cortos. En el caso de los sensores estas cargas térmicas pueden dar lugar a una reducción significativa del rendimiento o incluso a la avería total.

    Nuestros sensores han sido concebidos específicamente para altas temperaturas. Además le ofrecemos también accesorios especiales termorresistentes.

    Los sensores de Balluff están comprobados según HALT, tienen una vida útil especialmente larga y resultan ideales como solución duradera y estable. Los sensores y accesorios especiales de Balluff se cambian con menos frecuencia lo que . significa para usted menos necesidad de piezas de repuesto, tiempos de parada más cortos y finalmente menos costes.

    Sensores para altas temperaturas en la fundición

    Sensores para altas temperaturas en la fundición

  • Resistentes contra proyección de chispas y salpicaduras de metal

    Sensores resistentes a soldadura y cables con recubrimiento especial

    Buscador de productos

    En fundiciones, forjas y en la zona de soldadura, los sensores de los equipos y de las máquinas a menudo están expuestos a salpicaduras de metal y proyección de chispas. Estas salpicaduras pueden provocar daños térmicos en caso de impacto. También se pueden quedar adheridas a los sensores y cables y perjudicar de este modo su funcionalidad.

    La gama de Balluff incluye varias soluciones para este problema:
    Para aplicaciones que no permiten el empleo de dispositivos de protección, ofrecemos sensores y cables resistentes a soldadura con recubrimiento especial. De este modo, por un lado se evita que se puedan formar capas formadas por las salpicaduras de metal. Y por el otro lado se evita que los campos electromagnéticos puedan falsificar las distancias a detectar.

    Sensores resistentes a soldadura para el empleo en caso de salpicaduras de metal y proyección de chispas

    Sensores resistentes a soldadura para el empleo en caso de salpicaduras de metal y proyección de chispas

  • Robustos sensores contra golpes y desgaste mecánico

    Medición exacta a pesar de la elevada carga mecánica

    En el día a día de la industria productora es inevitable que se produzcan golpes y cargas mecánicas, por ejemplo, en la industria automovilística en la producción de ejes, sistemas de escape o chasis.

    Para poder aguantar estas fuerzas, es necesario que los sensores estén concebidos específicamente para estas exigencias. Como es el caso de los sensores de Balluff: Hemos desarrollado tanto los sensores como también los accesorios de tal modo que se garantiza una fiabilidad absoluta incluso en caso de que actúen grandes fuerzas. De este modo aumentan considerablemente las duraciones de sus instalaciones lo que a se vez le permite reducir de forma efectiva los costes.

    Los sensores han sido concebidos para elevadas cargas mecánicas

    Sensores para elevadas cargas mecánicas

  • Sensores resistentes contra refrigerantes y lubricantes agresivos

    Resultados fiables a pesar de medios agresivos y abrasivos

    Por lo general, los refrigerantes y lubricantes que se utilizan para el mecanizado con arranque de viruta, son muy agresivos. Es por ello que el material que se monta en la zona de mecanizado con arranque de viruta debe ser capaz de aguantar los esfuerzos químicos y mecánicos más diversos. Los mismo es aplicable en caso de procesos de limpieza con CO2: Aquí se eliminan la suciedad y las incrustaciones mediante chorros de aire a presión con hielo seco. Las bajas temperaturas de hasta –78,9 °C y la abrasión producida por el chorro de aire a presión, pueden producir daños en los sensores que se utilizan aquí.

    Los sensores y accesorios de Balluff están perfectamente preparados para estas exigencias ya que los hemos desarrollado específicamente para estos campos de aplicación. Nuestros productos disponen tanto de la clase de protección IP67 como también IP69K (importante en caso de aparatos de limpieza a alta presión).

    Sensores para el empleo en caso de medios agresivos: Clase de protección IP67 e IP69K

    Sensores para el empleo en caso de medios agresivos