Crecimiento récord del grupo Balluff

Crecimiento récord del grupo Balluff

Los gerentes Michael Unger, Florian Hermle y Katrin Stegmaier-Hermle

Los gerentes Florian Hermle, Katrin Stegmaier-Hermle y Michael Unger (desde la izquierda) se muestran muy satisfechos con la evolución del grupo Balluff en el año 2017.

Balluff GmbH

Tan solo en la sede principal en Neuhausen, Balluff ha creado durante los últimos dos años 100 nuevos puestos de trabajo.

El vertiginoso crecimiento del volumen de ventas continúa también en el primer trimestre del 2018

Neuhausen a.d.F. – El Internet industrial de las cosas (IIoT) causa plena satisfacción también en Neuhausen: la alta demanda de soluciones de automatización en la industria ha dado lugar a un crecimiento récord del grupo Balluff en 2017. Junto con las cifras de ventas de dos empresas que se incorporaron durante el pasado ejercicio, el especialista en sensores y automatización de Neuhausen, cerca de Stuttgart, mostró un aumento del 21,4 por ciento hasta alcanzar los 459 millones de euros (en 2016 el volumen de ventas era de 378 millones de euros). Incluso sin las dos nuevas empresas se hubiera alcanzado un valor récord con un crecimiento del 16%. "Sabemos ya que vamos a superar nuestro objetivo de ventas fijado en 500 millones de euros para 2019, la pregunta es cuándo lo vamos a hacer", dice la directora gerente Katrin Stegmaier-Hermle con motivo de la presentación del balance. El grupo Balluff da empleo a 3.600 personas en todo el mundo. Una cifra que aumenta aproximadamente un 10% con respecto al año anterior. 1.300 de estos empleados trabajan en Alemania, y tan solo en la sede principal de Neuhausen se han creado 100 nuevos puestos de trabajo en los dos años anteriores.

"Lógicamente, estamos satisfechos con este crecimiento", afirma Stegmaier-Hermle. "Nuestras soluciones suponen la base para la digitalización en la industria, por lo que lógicamente estamos trabajando en un segmento de gran crecimiento. Pero lo que más nos gusta es que, además de crecer, también conseguimos acceder a nuevos sectores del mercado". Se ha vuelto a mejorar ligeramente el margen de beneficio, pasando del 9% (2016) al actual 10,5%.

> Dossier de prensa (archivo .zip)

Creciente necesidad de automatización en muchos sectores

La directora gerente indicó cinco motivos de este impresionante resultado: el desarrollo positivo de los mercados en todo el mundo, el fuerte crecimiento especialmente en sectores importantes como la industria del automóvil, embalaje, alimentos y bebidas, así como entre los constructores de máquinas y equipos, la creciente necesidad general de automatización en muchos otros sectores, el buen rendimiento en suministro de Balluff, así como la integración en 2017 de las empresas iss innovative software services y Matrix Vision en el grupo Balluff. Las dos nuevas incorporaciones han aportado unos 20 millones de euros al crecimiento del volumen de ventas.

Stegmaier-Hermle dibujó también una imagen positiva para al primer trimestre del 2018. Se espera un fuerte crecimiento de aproximadamente el 9%. El desarrollo económico positivo y la actual situación de pedidos son el origen del optimismo en Balluff para el año 2018. El grupo Balluff se asienta sobre una base financiera sumamente estable: el porcentaje de capital propio (76%) sigue siendo muy alto y la calificación bancaria de AAA+ es la mejor que una empresa de esta magnitud puede obtener. Balluff ha invertido además un 13,3% en desarrollo e investigación, lo que supone una gran inversión de cara al futuro éxito de la empresa.

Para el director gerente Michel Unger el objetivo puede definirse así: "Hemos conseguido duplicar el volumen de ventas del grupo en los últimos siete años y queremos mantener esta tendencia en los próximos 5-7 años. Para ello es necesario que la organización siga evolucionando constantemente. Ahora es el mejor momento para marcar el rumbo del futuro y esto es lo que hemos hecho". Unger presentó el posicionamiento de la empresa con un claro enfoque en las exigencias de las industrias principales más importantes. A día de hoy el grupo Balluff está estructurado en siete divisiones. Tres de ellas abarcan todas las soluciones para las industrias principales que son movilidad, embalaje, alimentos y bebidas, ingeniería de máquinas y fábricas, cada una en una unidad organizativa. Las otras cuatro divisiones son marketing y ventas, tecnología, cadena de suministro, así como servicios, finanzas y calidad. Cada una de estas siete divisiones tiene su propia dirección y todas forman la gerencia global.

Orientación directa al cliente

"El cliente siempre está en el centro de nuestra estrategia. Las divisiones industriales se encargan de ofrecer a cada cliente nuevos productos y soluciones adaptados a las exigencias de los correspondientes sectores. De este modo conseguimos enfocar nuestro desarrollo de forma todavía más directa, más rápida y mejor a las diferentes industrias", destacó Unger. "Este nuevo posicionamiento se consolida como base para la evolución de Balluff, un paso más que permite a la empresa estar perfectamente preparada para el futuro".

Aplicar la experiencia de automatización al IIoT

El director gerente Florian Hermle esbozó cómo será este futuro. Balluff lleva más de 50 años diseñando automatización, experiencia que ha aprovechado para el cambio hacia el IIoT y ofrecer en la actualidad todas las soluciones necesarias, incluyendo la generación, transmisión y evaluación de datos. Balluff se ha consolidado en los sectores de hardware, conectividad y visualización de datos. Los datos crean transparencia y muestran lo que ocurre en la producción en cada momento y el por qué de los sucesos. Según Hermle, Balluff se centrará más en el software para poder facilitar soluciones de automatización integrales de un solo proveedor. "Es por ello que en 2017 hemos incorporado al grupo las empresa iss innovative software services (Stuttgart) y Matrix Vision, pionera en visión artificial. Gracias a los conocimientos técnicos de ambas, podremos aprovechar todavía mejor y más rápido las grandes oportunidades de crecimiento que nos ofrece la digitalización, ampliando nuestra gama soluciones de hardware y software", se mostró convencido Hermle.

El objetivo es integrar en un ecosistema abierto tecnología, software y socios externos para incrementar así la competitividad de los clientes y ayudarles en la integración, el análisis y el diagnóstico de los datos. Entre nuestros socios externos estarán especialistas en Big Data, proveedores, productores o fabricantes de componentes, lo que nos permitirá acompañar a nuestros clientes en todo el proceso de creación de valor, desde la gestión del almacén y compras, pasando por la gestión de los activos hasta la producción inteligente, y conseguir procesos más eficientes. Nuestras soluciones podrán utilizarse tanto en una sola máquina como en un parque de maquinaria o incluso entre varias empresas. El cliente siempre será el dueño de la situación y, mucho más importante, el dueño de sus datos", remarca Hermle.

Producción inteligente

Un ejemplo de aplicación es el uso de moldes de fundición en la industria automovilística. Los proveedores toman prestados los valiosos moldes de fundición de los fabricantes para producir las piezas deseadas. "Gracias a nuestros conceptos de solución, los fabricantes pueden consultar los datos de servicio para el molde correspondiente en las instalaciones del proveedor. A través de una nube industrial monitorizan, por ejemplo, los intervalos de mantenimiento, el número de las piezas producidas o la temperatura media. Se trata de un planteamiento que nos permite ayudar a nuestros clientes paso a paso, para que puedan digitalizar su producción e incrementar la eficiencia y la productividad gracias a la transparencia conseguida", explicó Hermle.

Balluff ha aprovechado estos últimos doce meses para seguir trabajando en soluciones de software. Hermle ha realizado una demostración en directo sobre la actual situación de desarrollo. Todos los datos relevantes se muestran de forma ordenada en un panel de control que permite a los usuarios activar las diferentes plantas o visualizar directamente equipos y herramientas concretas. Los datos de servicio actuales llegan en tiempo real desde el nivel de campo, los sensores y toda la instalación y se pueden consultar a través de la nube tanto a nivel de la propia planta como entre diferentes empresas. La información se puede manejar mediante una aplicación, un ordenador o lectores manuales industriales. Los clientes disponen también de una variedad de canales de comunicación. "Este concepto permite generar, transmitir y procesar datos y ahora incluso interpretarlos directamente gracias al software basado en la nube", afirma Hermle. "Avanzamos directamente hacia la producción inteligente, cumpliendo con nuestra premisa de ser pioneros de la digitalización".

Acerca de la empresa Balluff

Fundada en 1921 en la localidad de Neuhausen a. d. F., Balluff cuenta con 3600 empleados en todo el mundo y es sinónimo de tecnología innovadora, calidad y experiencia dentro del sector de automatización industrial. Como especialista líder en automatización, esta empresa familiar de cuarta generación ofrece una amplia gama de innovadoras tecnologías de sensores, identificación y redes, así como un software para soluciones de sistemas integrales.

En 2017 el grupo Balluff registró un volumen de ventas de unos 459 millones de euros. Además de la sede central en Neuhausen a. d. F., Balluff dispone en todo el mundo de sedes de distribución, producción y desarrollo y está perfectamente preparado con sus 37 filiales y otras delegaciones de 68 países. De este modo, garantiza a sus clientes una rápida disponibilidad de productos a nivel mundial y una alta calidad de asesoramiento y servicio in situ.