Sensores inductivos íntegramente de metal resistentes a campos magnéticos de factor 1 en acero inoxidable

Sensores inductivos íntegramente de metal resistentes a campos magnéticos de factor 1 en acero inoxidable

Máxima seguridad de funcionamiento en entornos especialmente adversos

Máxima seguridad de funcionamiento en entornos especialmente adversos

Gracias a su nueva tecnología, Balluff ofrece sensores inductivos M18 Factor 1, construidos íntegramente de metal, que proporcionan la máxima seguridad de funcionamiento en entornos especialmente adversos. Su carcasa completamente de acero inoxidable hace que resulten ideales para la detección de objetos cambiantes (acero, aluminio, latón, cobre, etc.), realizando la detección a una distancia de actuación idéntica (sin factor de reducción).

Estos sensores destacan por su alta fiabilidad incluso en caso de contacto directo con el objeto de detección, ya que su robusta superficie activa ha sido especialmente concebida para golpes, cargas mecánicas y medios abrasivos.

Como nuestros sensores íntegramente de metal de factor 1 son resistentes a campos magnéticos, no se ven afectados por fuertes campos electromagnéticos como los que se pueden originar en instalaciones de temple por inducción o equipos de soldadura. Gracias al recubrimiento cerámico opcional, las salpicaduras de soldadura dejan de ser un problema.

Características

  • Gran distancia de actuación para metales férricos y no férricos
  • Ideales para entornos adversos gracias a su resistencia a campos magnéticos y al recubrimiento cerámico extremadamente robusto
  • Grado de protección IP68 y margen de temperatura superior para las máximas exigencias
  • Elevada precisión y empleo flexible, incluso en caso de objetos cambiantes